Entradas populares

sábado, 22 de julio de 2017

PLUTÓN, PRINCIPIO DEL FUEGO CONGELADO VI





El patrón de Neptuno Ascendente cuadrado u opuesto por e! regente del
mapa cualquiera que sea ese planeta, es particularmente difícil. El Ascendente y
su regente son el "ahora"- de la personalidad -su punto focal de expresión para
esta encarnación. Este patrón presenta un cuadro en que el cuerpo físico mismo
es particularmente sensitivo a las Fuerzas Negras y la indicación es claramente
demostrada que sólo puede tratarse del entrenamiento psíquico de la clase más
espiritual. Esta persona necesita ajuste continuo con las Fuerzas Blancas a través
del servicio dedicado, la oración, la pureza física y medios espirituales como la
música. Si el nativo elige seguir un sendero espiritual en las actividades de su
vida, sus motivos y propósitos deben ser inmaculados, y él debe adquirir
comprensión consciente de la naturaleza psíquica del organismo humano -él
debe llegar a la comprensión de su propia sensibilidad y su responsabilidad para
aquellos que lo rodean para "ser una Luz". Sin comprensión de su propia
naturaleza y potencialidades él podría ser dirigido erróneamente hacia
expresiones negativas y enventualmente encontrarse en la descendente.

Neptuno en conjunción con la Luna es el gran símbolo de la sensibilidad
psíquica -particularmente cuando se encuentra en los mapas de mujeres. Las
mujeres con esta posición, harían bien, si las circunstancias se lo permiten en
algún momento durante sus vidas, en trascender las fases puramente personales
de la experiencia femenina esforzándose de "todo corazón" por expresar la
maternidad en concepto de! bienestar de aquellos que no están relacionados con
ellas por consanguinidad. Esta posición intensifica el instinto maternal y las
cualidades de compasión y ternura son muy profundas e intensas. Concentrada
en la esfera comparativamente estrecha del círculo del hogar puede ser muy
limitada.

Tales mujeres han llegado a un punto de arranque en el vivir impersonal y
"todos los que necesiten alimentación pueden ser sus hijos".- Fortalecida por
aspectos poderosos- esta conjunción de Neptuno y la Luna puede indicar el
"médium de nacimiento" -la facultad de vivir conscientemente en las más
elevadas dimensiones de realización a través de la clarividencia o la
clariaudiencia. Pero como señalado antes debe establecerse un cimiento sólido –
semejante persona sensitiva no puede arriesgar la armonización con lo que es
falso y desorientador. Las combinaciones de Neptuno y Saturno son muy
importantes -y muy interesantes. Estos dos planetas representan los "extremos"
de la polaridad femenina; Saturno es la vibración más condensada del espectro
planetario; gravitacional en su función él simboliza la vibración de la tierra.
Neptuno sin embargo, es el más sensitivo, el más etéreo y "menos
terrenal" en el espectro. Las cuadraturas y oposiciones de estos dos planetas
entre sí deben ser analizadas primeramente determinando cuál es más poderoso
por posición, signo y esfera de influencia en el mapa.

También debe hacerse una comparación desde el punto de vista de cuál
está más "afligido" por otros planetas. Cualquiera de los dos que no tenga otras
aflicciones es la llave para la solución del "problema" de la cuadratura o la
oposición, puesto que siendo un medio libre, sirve para contrarrestar los
negativos del otro. El exceso de Neptuno, sin dirección ni disciplina, es
claramente el "non plus ultra" -en impracticabilidad e irresponsabilidad; tal vez
inspirado, pero probablemente demasiado "precioso"; Saturno en exceso
pegando con mano fuerte "obscurece la luz de las estrellas"; la conciencia está
atrapada en el mundo de las formas y los efectos, el idealismo está estrangulado
por el peso de cargas a sobrellevarse y responsabilidades a cumplirse.

El aspecto de oposición entre Saturno y Neptuno es muy significativo
indica que esta encarnación, proporciona oportunidades para la espiritualización
de actitudes hacia el cumplimiento de responsabilidades por la Fe y el Idealismo
y la demostración de conciencia espiritual como una redención de karma de
responsabilidad. Ambas vibraciones deben utilizarse para establecer el equilibrio
entre estas dos fuerzas -viviendo una expresión sincronizada de ambas, lo mejor
de ambas puede utilizarse; Saturno en aspecto favorable a un Neptuno de otra
suerte afligido es un antídoto maravilloso contra el encenagamiento de las
fuerzas astrales; este patrón también promete una relación -o relaciones- con
personas que objetivan la cualidad excelente de Saturno; ellas son personas que
actúan como "medios estabilizadores" en la vida del sujeto, a través de quien él
se tornará alerta a la madurez del cumplimiento de la responsabilidad. Ellas
vibrarán armoniosamente con aspectos serios de la naturaleza del sujeto y
mediante la asociación con ellas las cualidades más refinadas de su carácter
pueden tomar mayor hondura y significación de expresión.

Un Neptuno sin aflicciones, en aspecto favorable a un Saturno "cargado"
es como agua fresca en un jardín seco. Las personas representadas por Neptuno
serán una fuente de inspiración y refrigerio espiritual para el sujeto, quien, por
las aflicciones de Saturno, pueden encontrar la vida como una faena penosa por
las responsabilidades y su propia "conciencia de limitación". Si semejante mapa
está fuertemente caracterizado por la vibración de la tierra y Urano no se
muestra mucho, el sujeto puede creer que sus amigos de Neptuno son personas
algo extrañas -puede que él no sea capaz de comprenderlas muy bien, pero
reconocerá que necesita el "acicate elevador" de ellas en su vida. El necesita que
ellas comprendan la vida interna -la suya propia está tan preocupada con lo
externo y en aspecto -promete básicamente que a través de ellas él puede tomar
medidas en esta vida para libertar su conciencia de las pesadas cadenas de la
forma.

Neptuno es el grito de la conciencia humana por "Shangri lah –el lugar de
la Paz, la fuente de las aguas dadoras de Vida". - La paz se establece en el
corazón humano cuando se lleva una vida con adhesión a las relaciones mejores,
más refinadas y más perfectas. El estado perfeccionado se sueña primero, luego
se visualiza, luego es abordado por medio de procesos transmutadores y cuando
la atracción de la conciencia de la Tierra ha sido trascendida, los portales de la
verdadera realización se abren a la Belleza, la Paz Interna y el Conocimiento de
la Verdad.

CAPÍTULO VIII
PLUTÓN -PRINCIPIO DEL FUEGO CONGELADO

Este material es sometido confiando ayudará a aquellos estudiantes de
astrología que están sinceramente interesados en psicología, a esclarecer su
acercamiento a los patrones relacionados con los aspectos de deseo de la
conciencia humana. Nosotros malogramos nuestra labor como instructores a
menos que acordemos internamente buscar soluciones para esas emotividades
complejas y desviadas que resultan de la confusión y las frustraciones de la
conciencia sexual de la gente. La evolución es generación y regeneración; los
términos fobia, psicosis, fijación, etc., se usan para indicar niveles de conciencia
emocional que debido a la falta de escape constructivo se les ha dejado estancar,
cristalizar, congestionar y retroceder.

En la aplicación de interpretaciones astrológicas a los hallazgos de la
psicología moderna no hay signo alguno más significante que el signo de
Escorpión en su ubicación como significador vibratorio de la octava casa de la
rueda abstracta.

Como signo de agua fijo, puede compararse con el hielo comprimido e
inmóvil. Como significador emocional, él es sentimiento en su forma más
intensa. Es el gran océano de poder del deseo del cual toda la humanidad deriva
su pábulo emocional para ser transmutado por medio del amor para la
regeneración de la Vida. (Fisiológicamente, Escorpión representa todas las
funciones excretorias del cuerpo -la descarga de materiales en estados fluídicos,
que deben eliminarse para la salud de manera que los procesos regeneradores y
transmutadores del cuerpo puedan continuarse).

La referencia precedente al Amor podría ser mejor aclarada si usamos un
diseño para ilustrarlo. En una rueda en blanco ponga a Aries en la cúspide de la
primera casa y a Tauro en la cúspide de la segunda. Este es el cuadro de "Yo
Soy" -la afinación del ser consciente- y "Yo Tengo" –el reconocimiento de la
relación con las cosas de la Vida a través de la conciencia de posesión.
Tauro -Venusiano, de tierra, y fecundo- simboliza el mantenimiento y
sostenimiento de la vida física; él es nuestras "raíces en la Tierra" por las cuales
nosotros mantenemos a través del sentido de posesión, nuestro dominio en la
experiencia de la vida. En niveles primitivos la segunda casa no implica ni
necesita implicar necesariamente la conciencia de relación con otra persona;
sino que es un estado de "sentimiento" o de "emoción" de pertenencia por el
cual labramos nuestro destino de acuerdo con nuestra conciencia de "valorar las
cosas de la Tierra".

A este diseño ahora le añadimos a Libra en la cúspide de la séptima casa.
El "Yo Soy" del Aries de la primera casa. El "Yo Soy" del Aries de la primera
casa ahora encuentra su cumplimiento o trascendencia, en el "Nosotros Somos"
de la sociedad, el matrimonio o cualquier clase de relación. La conciencia
separatista de la primera casa se amplía por medio de la mutualidad de
experiencia en la convivencia.

La séptima casa es la primera casa del hemisferio superior, la iniciación a
niveles de conciencia anímicos por la experiencia del reconocimiento del amor o
la destilación del amor a través de la mecánica de la relación. El mantenimiento
o sostenimiento de la séptima casa se encuentra en la octava casa, la "polaridad
de la conciencia anímica" de la segunda casa. Ella es, como se ha dicho, el
"recurso del deseo", los "fuegos de intercambio de polaridad".

Coloquemos ahora el símbolo de Escorpión en la cúspide de la octava
casa, completando así el cuadro del lanzamiento del individuo a los niveles
evolutivos de experiencia por medio del poder del amor para la transmutación y
regeneración de su conciencia. (Se sugiere que todos los estudiantes de
astrología mediten sobre este diseño; este es la representación simbólica del
relato bíblico del Jardín del Edén, el nacimiento de la conciencia sexual y la
iniciación del matrimonio).

ELMAN BACHER

viernes, 23 de junio de 2017

NEPTUNO, ASPECTOS Y POSICIONES (v)






La "Luna Ilena" de esta "lunación" fue la oposición de Urano en Sagitario -
Capricornio a Neptuno en Géminis-Cáncer durante los primeros años del siglo
XX. Una guerra mundial de significación devastadora puso de manifiesto los
niveles de inquietud y de cambio que habían estado en "gestación" durante todo
el último siglo. En otras palabras, Urano había vuelto al "punto de lunación" y
Neptuno, como la Luna Ilena después de una lunación Sol-Luna había alcanzado
su punto medio. Las personas qne encarnan durante una oposición planetaria
mayor lo hacen para obtener más amplia conciencia de ciertos principios
anímicos; la oposición de Urano a Neptuno es conciencia para toda la
humanidad - un punto crítico en nuestra evolución.

Aquellas personas que encarnaron mientras Neptuno estaba en Aries
fueron de la generación de pioneros visionarios, particularmente los que tenían a
Neptuno en Aries y a Urano en Cáncer - almas tumultuosas que se ocuparon
laboriosamente de establecer la "nueva visión" en los asuntos humanos:
Enseñanzas metafísicas, sufragio de la mujer, control de la natalidad y todos los
otros medios-de libertar a la humanidad de los conceptos anticuados y
cristalizados. Nosotros, los que encarnamos durante la oposición de los dos
gigantes planetarios, vinimos a un mundo lleno de desasosiego y perturbación.
Nosotros, por el desarrollo interno y la comprensión, podemos ocupar nuestro
legítimo puesto en el esquema de las cosas y aportar nuestra contribución a la
Nueva Epoca, o por desarrollo interno, podemos vivir o tratar de vivir - por
acercamientos que pertenecen a una época pasada y así encontrarnos fuera de
lugar ante los aspectos cambiantes de las cosas. Estudie a Neptuno en los
horóscopos para determinar cómo las personas implicadas pueden considerarse
de esta época, no simplemente en ella. Estudie las condiciones de la casa
duodécima, las condiciones de Saturno y las aflicciones a Neptuno o a Neptuno-
Urano, y obtenga una especie de cuadro de cómo la persona está o no -
cíclicamente en "conformidad con esta época".

Neptuno, por su posición en la cuarta, octava y duodécima casas,
transmite cierta sensibilidad natural aún cuando no tiene aspectos - este patrón
mantiene la promesa que algún día durante la encarnación aparecerán y se
tratará con experiencias ocultas. De aquí se desprende naturalmente que los
aspectos afligidos a Neptuno cuando está en estas casas, son particularmente
agudos.

Neptuno sin aspectos, como cualquier otro planeta sin aspecto es, en un
ciclo dado, un "viajero que empieza una jornada". Si el viajero no es guiado o
instruído propiamente, se arriesga fácilmente a tomar caminos errados, de ese
modo desviándose y demorándose antes de llegar a su punto de destino. Como
quiera que Neptuno es la expresión trascendente de la "tríada mental" - (la Luna,
Mercurio y Neptuno siendo la "tríada de la transmisión" el comienzo de su
nuevo viaje debe prepararse por (1) la disciplina y transmutación de
sentimientos subconscientes y "reorientación" de patrones de reacción
femeninos -simbolizados por la Luna- y (2) el conocimiento por la adquisición
de hechos relativos a la vida espiritual- como expresión de la facultad
intelectual, simbolizada por Mercurio.

Neptuno mal dirigido puede resultar en perversión del entendimiento lo
cual puede poner a la persona en contacto con las fuerzas de la magia negra;
tales experiencias resultan en varias formas de desintegración y pérdida de la
"percepción del plano interior". Esto en cambio trae muchas experiencias
difíciles - durante vidas posteriores por las cuales debe hacerse la rectificación
con la Verdad.

Estudie cuidadosamente la casa de ubicación y el regente de la casa de un
Neptuno sin aspectos para determinar lo más claramente posible, la dirección
que Neptuno debe tomar para su desenvolvimiento inmediato.

Como quiera que Neptuno es una vibración fluídica, femenina e
impresionable, estudie cuidadosamente el Planeta que lo "disposita" - (Venus a
Tauro y Libra, Mercurio a Géminis y Virgo, la Luna a Cáncer y el Sol a Leo) -
porque las condiciones del "dispositor" indicarán la esencia de "lo que viene a
través de Neptuno". Por ejemplo, si Neptuno está en Cáncer -donde él es
particularmente sensitivo de todos modos- y la Luna lleva una vibración de
Marte afligido, la indicación es que el impulso sexual y la potencialidad para la
destrucción pueden ser fuertemente estimulados por las actividades de Neptuno
por lunaciones, Luna progresada, etc. Si Neptuno está en Tauro y Venus no está
afligido, entonces la persona puede ser un punto focal para una irradiación
amorosa muy espiritual, así como un medio artístico. Sintetice el "dispositor" de
Neptuno cuidadosamente y en su ayuda a otro, planee su mapa para que la
persona sepa anticipadamente cuándo ciertas tendencias subconscientes serán
activadas y ella pueda preparar sus defensas internas. –Ayúdela a comprender la
sutileza de las expresiones de Neptuno – las personas que aparezcan en escena
cuando su Neptuno sea activado negativamente, simplemente objetivan sus
propios niveles internos subconscientes. Ellas pueden "tentarla", tratar de
extraviada para sus propios propósitos egoístas, o pueden darle instrucciones
falsas. Por lo tanto para obtener mejores resultados, ella debe "purificar sus
pensamientos y sus reacciones" y establecer la conciencia de lo que ella
realmente es, por qué es y lo que puede llegar a ser.

Las observaciones antes mencionadas también son aplicables a Neptuno
con sextiles, trinos, y sin aspectos afligidos. Estos patrones prometen cierta
realización de estados espirituales en esta encarnación; pero no obstante, deben
estudiarse la Luna, Mercurio y el "dispositor". Durante los años de la niñez y la
adolescencia muchos negativos subconscientes pueden ser intensificados por
reacción repetida y la expresión completa de un trino a Neptuno puede ser que
no se realice hasta más tarde en la vida. Neptuno "flota en las olas del
sentimiento y el pensamiento" - si las facultades y capacidades mentales están
indisciplinadas y se han intensificado reacciones subconscientes irredimidas,
puede prevalecer un estado de conciencia que obscurezca la realización plena de
la potencialidad de Neptuno. En justicia a aquellos a quienes queremos ayudar,
nosotros no podemos dar por sentado los sextiles y trinos a Neptuno, puesto que
ellos son los florecimientos de conciencia "reorientada".

Neptuno, donde quiera que esté situado y como quiera que esté aspectado,
arroja una influencia decidida hacia las tendencias femeninas o pasivas del
horóscopo. Si hay un "más" de los elementos de tierra y de agua y la Luna y
Venus llaman más la atención que el Sol y Marte, entonces el mapa entero lleva
una cualidad "hiperfemenina".

Neptuno de por sí actúa dinámicamente; somos nosotros, como patrones
de conciencia que "actuamos a través de Neptuno"; si nuestros canales están
claros y limpios, nosotros nos hacemos receptivos a los impulsos inspiradores y
espiritualizantes; si no lo están traemos lo opuesto.

La persona que encarna con Neptuno en el Ascendente ha atraído
evidentemente una experiencia difícil. Aún con los mejores aspectos e! cuerpo
físico es sensitivo a un grado extremo; susceptible a toda clase de formas de
pensamiento, atmósfera y vibraciones emocionales.

Esta posición de Neptuno es el gran símbolo del "instrumentalista"; el
vehículo puede ser usado, hermosamente por las Fuerzas Blancas o
funestamente por las Fuerzas Negras. Semejante mapa debe abordarse con
mucho cuidado; es aconsejable averiguar algunas cosas acerca del nativo para
adquirir una perspectiva sobre el "cuadro de Neptuno". Un Ego altamente
desarrollado puede ser representado por esta posición y las aflicciones
planetarias al Neptuno podrían representar las dificultades que él puede tener en
"mantener sus pies sobre tierra" para ajustarse a las fases prácticas de la vida.
Estos aspectos pueden contar una historia kármicamente, de las fases de la vida
humana que el nativo puede regenerar por su propia espiritualidad. Como quiera
que los "planetas son gente", cada cuadratura u oposición al Neptuno
Ascendente puede simbolizar personas que necesitan la influencia
espiritualizante o personas que sirvan como "probadores" para la persona
Neptuniana. Esta persona, para neutralizar los efectos negativos de influencias
irredimidas, debe mantenerse "internamente animada" por la repetida carga
espiritual.

Elman Bacher