Entradas populares

miércoles, 8 de febrero de 2017

MARTE: PRINCIPIO DE LA ENERGIA






Así como el Sol simboliza el centro creador de las cosas, de la misma
manera Marte representa la energía que fluye como sangre a través de la vida de
las manifestaciones y hace posible todas las formas de crecimiento,
sostenimiento y progreso, Marte puede llamarse la "mano derecha" del Sol. Los
dos juntos sintetizan la polaridad masculina y en tipos primitivos o inmaduros,
que viven en la emoción y el deseo más bien que en la voluntad, Marte toma el
lugar del Sol hasta tanto hayan sido trascendidos ciertos estados de evolución.
Marte es esencialmente egotista, separativo, "friccional" y dinámico. Suya
es la voz de yo soy, yo deseo, yo obtendré, yo me defiendo, yo derroto a mis
enemigos, yo tengo que sobrevivir. Nosotros vemos otras manifestaciones de
vida -gente, experiencias, cosas- a través de su –vibración como obstáculos que
debemos superar. Ellos representan en nuestra conciencia, amenazas a nuestra
vida, a nuestras satisfacciones y progreso.
De ese modo Marte aparece en el horóscopo, como el centro desde el cual
nosotros luchamos por nuestra propia conservación en todos los planos. El
representa el grado de nuestras ansias de vida, nuestra determinación de
proseguir, nuestro impulso hacia arriba y hacia adelante. El es ojo de acero
encarando las hondas y flechas de un destino cruel. Marte, irredimido, es yo
tendré lo que deseo no importa lo que le cueste a los otros; regenerado, él es
transmutado al oro resplandeciente del valor -su virtud cardinal.
Así pues, vemos que Marte es el creador de karma, porque él es nuestra
proyección en la vida. El es la base para la acción, pero no para su
cumplimiento. El es la objetivación de la conciencia porque en lo que nosotros
hacemos reflejamos lo que somos. A través de Marte nosotros vivimos en y para
nosotros mismos, pero cuando la energía se expresa en términos de unión con
los otros (la vibración de Venus) entonces Marte encuentra su regeneración.
Marte, como energía, es el principio del trabajo.
Su grado de expresión indica de qué modo damos sabor, entusiasmo, fuerza y
empuje a esa forma de experiencia que representa nuestra contribución a la vida
y los canales a través de los cuales nos ganamos la subsistencia. En la
conciencia existe una diferencia enorme entre el trabajo y la labor. En el
primero, nosotros hacemos lo que deseamos hacer, como una forma de
expresión propia y escape psicológico; en el segundo, simplemente hacemos
algo por la paga correspondiente,Al primero le damos un impulso del corazón
para hacer lo mejor a nuestro alcance, en el sentido de la acción; en el segundo,
el único interés es nuestro mantenimiento material -un esfuerzo automático de
rutina para ganar dinero.
Marte como principio del trabajo, no significa necesariamente un tipo de
trabajo Marciano. Un músico, poeta, filósofo, maestro, enfermera, conferencista
o cualquier otro puede aportar a su línea de actividad este principio del trabajocomo
cumplimiento. Marte demuestra la fuerza del impulso para el trabajo, para
la expresión propia, el esfuerzo y el desarrollo. Cualquier aspecto de aflicción o
inhibición a Marte en el horóscopo indica agotamiento de impulso, dispersión de
energía, falta de valor y una tendencia a doblegarse ante el destino en vez de
labrarse éste.
No debemos confundir las indicaciones de talento con las indicaciones del
trabajo de toda la vida. Una persona puede tener todas las indicaciones de ser un
artista talentoso en alguna rama, pero si Marte no está relacionado con este
patrón, la expresión artística no puede ser tomada como el patrón vocacional,
puesto que el impulso de Marte no está expresado a través de este patrón. El
puede utilizarlo como entretenimiento o como escape creador en alguna forma,
pero para ser auténtico el patrón del trabajo de su vida debe incluir algún grado
de la vibración de Marte que le asegure el éxito y la más completa realización.
Cualquiera que sigue alguna actividad como el trabajo de su vida que no esté
relacionada con la potencialidad de su Marte, realmente no trabaja, ni puede
trabajar -él sólo labora y lucha y se pregunta por qué no progresa, asegurándose
por último su propia infelicidad. Marte, como un factor del patrón del trabajo de
la vida, puede expresarse por aspecto directo a otros planetas implicados, por su
propio poder o por su "disposición" a otros.
De acuerdo con los conceptos actuales de psicología constructiva,
nosotros sabemos que gran parte del desorden interno es debido a la mala
dirección de Marte, porque Marte es el símbolo primordial del instinto sexual, la
motivación creadora de toda vida. La humanidad encuentra en la vibración de
Marte, una de sus fuentes principales de la expresión del Ego a través de la
realización del intercambio sexual -o conquista sexual según lo expresa la gente
inmatura.
Marte, como conquista se ve a este respecto como una expresión de egoísmo
total, en el que la satisfacción del instinto del deseo es el único objetivo. "El
intercambio" sólo se puede lograr cuando este instinto es experimentado en
términos de mutualidad. Marte, a través de Venus, en este caso, es gradualmente
redimido o regenerado en más y más altas expresiones de amor.
En la vida primitiva, Marte encuentra su contraparte femenina en la Luna.
Uno es el impulso de iniciar o proyectar la vida, el otro es el instinto de producir
y alimentar esa vida. El patrón Marte-Luna en el mapa, de varón o de hembra,
puede describirse como la potencialidad del deseo; Marte-Venus es la
potencialidad del amor y el Sol debe tenerse en cuenta en el análisis de la
potencialidad maternal y paternal. La síntesis de los patrones de Marte, la Luna,
el Sol y Venus, indicará las posibilidades de cumplimientos, frustraciones, las
tendencias emocionales predominantes y los impulsos de polaridad de la
naturaleza de la persona. La atención cuidadosa al aspecto afligido que existe
entre dos de estos planetas que esté más próximamente exacto por grado,
indicará el patrón que contiene la potencialidad más hondamente arraigada para
la frustración o la inarmonía en la naturaleza emocional.
El espacio no permite una discusión completa y detallada de Marte en sus
patrones con todos los demás planetas, pero como nosotros estamos interesados
principalmente en los factores psicológicos de la astrología, debemos ofrecer
ahora, algún material con respecto a Marte y el impulso sexual. En años
recientes, el factor sexual de la naturaleza humana ha sido objeto de estudio
intenso por ,parte de las personas que traten de ayudar a otros su desarrollo, y en
relación a esto, el astro-analista puede aportar una gran contribución. El ve en el
horóscopo un retrato, semejante a una radiografía, de las potencialidades
emocionales, no simplemente como patrones estáticos de reacción, sino,
"kármicamente", como expresiones de la Ley de Causa y Efecto - desde el
pasado, a través del presente y apuntando hacia el futuro. Nos con cierne ahora
los aspectos "afligidos".
Marte-Luna: La mente subconsciente está cargada de imágenes sexuales
incumplidas y, desordenadas; las reacciones sexuales son excitadas fácilmente y
cuando se expresan lo hacen con intensidad. Si se descuida la educación sexual
científica y espiritual puede conducir a un gran desperdicio - los cuadros
subconscientes deben ser purificados y reorganizados. Los padres deben permitir
que tales niños estén conscientes de la sexualidad en sus vidas sin temor ni
gazmoñería porque estas falsas actitudes sólo sirven para hacer el problema más
difícil. Tan pronto el niño demuestre interés por el sexo, deben aplicarse
acercamientos naturales, rectos y honorables. Deben proveerse escapes
constructivos y provechosos a sus energías y sin excesivo rigor ni dureza; la
vida temprana del niño debe tener cierta rutina de actividad que sirva de patrón a
sus escapes de energía. El entrenamiento físico bien balanceado es muy
beneficioso, puesto que brinda al organismo una oportunidad de desarrollo a
través del rendimiento de energía pudiendo inculcarse un sano respeto al cuerpo
físico. Se le debe enseñar al niño respeto a su organismo sexual y con esta
"reorientación" de su subconsciente, pueden incorporarse actitudes saludables:
Estos factores se hacen comparativamente más importantes de acuerdo con el
grado de intensidad de la fuerza de Marte por signo (Aries, y particularmente
Escorpión y Capricornio) y si la Luna está en Escorpión, o ambas condiciones, y
la ocupación planetaria en los signos de agua es marcada.
Marte-Venus: Los fuegos de Marte (deseo-pasión) cuando son destilados
por la alquimia de Venus, resultan en el florecimiento - del amor humano porque
Venus es el resultado de la energía expresada en concepto del otro individuo.
Venus puede estar poderoso por signo, por aspectos, etc., pero si Marte está
débil entonces la potencialidad del amor es floja. En este caso Venus seria
identificado como cultura, habilidades artísticas o sociales, amor a la belleza, y
así por el estilo. La potencialidad del amor se demuestra claramente como una
posibilidad de fruición si Marte y Venus están aspectados entre sí -el impulso
del deseo tiene entonces un contacto directo con su medio alquímico; pero debe
hacerse una síntesis cuidadosa con respecto a posibles factores de frustración o
inhibición de este proceso.
Cuando Marte está poderoso y Venus débil, si están en aspecto entre sí, el
patrón indica una posibilidad de desarrollar la naturaleza amorosa en esta
encarnación. Este patrón demuestra el predominio del impulso masculino
(iniciativa, conquista, etc.), que debe ser cultivado armoniosamente para
alcanzar su florecimiento. Cuando Venus está más poderoso, y Marte está
debilitado, entonces las cualidades femeninas o receptivas predominan y la
persona es subconscientemente atraída a un compañero más positivo o
dinámico. Marte cuadrado a Venus es perjudicial a la expresión de Venus, no
importa lo bien aspectado que pueda estar ella de otro modo porque en este caso
no recibe el impulso dinámico en forma constructiva o fructuosa. El resultado de
este aspecto puede manifestarse como: Un intenso impulso de amar, pero sin la
habilidad de expresarlo; la tendencia de expresar el amor en sentido de la
afirmación del Ego en vez de la expresión del corazón; un predominio excesivo
de las cualidades masculinas básicas que crea una insensibilidad a las
expresiones femeninas de la vida -o una falta de comprensión de ellas; la
persona quizás prefiera vivir su vida en concepto del trabajo en vez de amor.
Marte-Urano: Este áspecto es dinamita en el plano emocional. La
potencialidad pasional es muy grande, y si Venus está relacionado, puede
desarrollarse el amor a grados extraordinarios. lntensidad es la palabra clave,
cualquiera que sea la expresión. Como Urano es la fusión de Marte-Venus en
creatividad, este aspecto indica en alguna forma un impulso tremendo de crear o
de inventar, y el aspecto demuestra la necesidad de mucho control y orientación.
Inhibido, las energías dinámicas pueden amontonarse y ahogarse a tal grado que
hay gran peligro de explosiones destructivas, emocionales o físicas.
Las expresiones negativas de las combinaciones de Marte-Urano
demuestran que la energía puede ser malgastada o esparcida a grados extremos y
este aspecto indica, en las expresiones sexuales de la vida, un patrón de sexo
irredimido como protesta o desobediencia a la ley. Este es un símbolo de posible
libertinaje - el nativo puede desordenarse a medida que el impulso lo mueve; el
no quiere o no puede someterse a lo que él llama "limitaciones" o "servidumbre
de relación". El es, en sus propias palabras, un "alma libre"; tan libre es, que
emocionalmente él no puede mantener sus pies en tierra en absoluto- pero se
desliza de acá para allá. Se le debe advertir a semejante individuo que a menos
que los impulsos amorosos sean moldeados en formas constructivas y fructuosas
el resultado no será otro que el desperdicio.
Marte-Urano pueden, si otras condiciones lo permiten, indicar las
posibilidades de sublimaciones poderosas, si las energías son bien encauzadas.
Una causa, un ideal, un trabajo de toda la vida, cualquiera de éstas puede ser el
canal a través del cual la persona "re-orienta" sus potencialidades sexuales hacia
expresiones impersonales. Este proceso presume una fuerza de voluntad
poderosa, y si ésta falta en el mapa, el esparcimiento de esta intensa expresión
de la energía de Marte puede resultar en "karma" muy difícil y doloroso. Marte-
Urano indica también la posibilidad de expresiones sexuales perversas, por la
preponderancia de la polaridad masculina y la dificultad de alcanzar el balance y
el cumplimiento emocionales.
Este patrón debe compararse cuidadosamente con las indicaciones
femeninas para averiguar las posibilidades de la integración emocional.
Marte-Neptuno: En este patrón afligido nosotros tenemos un símbolo de
muchas condiciones oscuras y difíciles de indicar con exactitud que han sido el
objeto de investigación por psiquiatras y psicólogos durante muchos años. Es
una indicación de un sistema nervioso muy excitable y fácilmente afectado, el
cual bajo ciertos tipos de estímulos puede conducir a serias desviaciones del
impulso sexual. Podemos describir este patrón como ilusión sexual.
Esta influencia de Neptuno, acompañada de un patrón de frustración,
puede hacer que la persona busque escape por medio de las "liberaciones" de la
bebida o las drogas. El organismo es sensitivo a estos estímulos, y como la
potencialidad del amor puede ser deficiente, la persona siente el impulso de
buscar sus descargas sexuales a través de formas falsas e ilusorias. Estas
descargas son malsanas, destructivas, y debido a que se hace contacto con las
vibraciones astrales inferiores son muy contaminadoras. Las descargas de
energía son difundidas en 'sueños" y la salud emocional retardada en casos
extremos destruida completamente.
No obstante, las reacciones a bebidas y a las drogas pueden corregirse por
la terapéutica. Marte-Neptuno pueden indicar algo aún peor -expresar la
naturaleza y los impulsos sexuales por medio de símbolos. En esta forma de
patología, han surgido imágenes subconscientes en las cuales el nativo no
expresa o no puede expresar en absoluto sus impulsos sexuales con otra personaél
sólo puede ser estimulado por alguna cosa inanimada que simbolice para él un
objeto de deseo. Estas formas perversas sólo pueden desarraigarse por el análisis
cuidadoso y la psicología terapéutica o espiritual. Algo "diabólico muy
profundo" se ha convertido en realidad emocional para el individuo que tuerce y
desvía sus impulsos fuera de toda perspectiva normal. Compruebe el mapa
cuidadosamente para toda indicación de posible expresión emocional saludable,
por la cual los impulsos sexuales de la persona puedan ajustarse a la realidad de
los patrones humanos.
Lo antes mencionado concierne a condiciones extremas o complicadas
implicando a Marte y a Neptuno y por supuesto, que otros factores deben
contribuir a las indicaciones de semejantes tendencias perversas. Sin embargo,
Marte-Neptuno realmente indican cierta forma de expresión sexual que se desvía
de lo normal. Consideremos algunas posibilidades de regenerar este patrón:
La energía puede sublimarse por medio del arte creador, la música o el
drama; se puede encontrar trabajo relacionado con las profesiones curativas; la
devoción al bienestar humano en alguna forma podría ser una medida correctiva
espléndida en la "re-orientación" de la naturaleza del deseo; el conocimiento y la
comprensión del sexo, fisiológica, psicológica, y esotéricamente, servirá
seguramente para esclarecer los cuadros mentales de modo que el nativo pueda
entender su problema con mayor capacidad; el establecimiento de la higiene
como un factor en sus hábitos físicos podría armonizar su conciencia con el
ideal de la pureza interna y externa; y sobre todo establecer en la conciencia el
propósito del amor por el cual todos los impulsos del deseo encuentren su
regeneración.
Marte-Saturno: La esencia de la frustración emocional. De acuerdo con la
intensidad del poder de Marte por signo y aspectos favorables, este patrón
frustratorio puede crear dificultades y dolor, y hacer que el nativo desarrolle
toda clase de complejos, inferioridades, deficiencias propias y temores. Estudie
el mapa esotéricamente para determinar el propósito de esta frustración -¿por
qué ha sido la persona frenada por Saturno? ¿qué es lo que debe cumplirse a
través de Saturno?. Luego, cuando el cumplimiento de la responsabilidad se
haya logrado, ¿qué vías tiene Marte para un vivir constructivo, creador y
saludable? Este aspecto desempeña un serio propósito, dondequiera que se
encuentre en el mapa. Se ha abusado de Marte en el pasado y ahora debe quedar
restringido por "karma", puesto que sus energías son necesitadas para
reconstruir un patrón deformado. Apele a la propia estimación, honor y valor del
nativo- él debe comprender que la fuerza inhibitoria debe ser abordada y así
trascendida.
Elman Bacher

miércoles, 25 de enero de 2017

EL PLANETA MERCURIO- PARTE II ( V )





Para la continuación de este material usaremos una copia de la Gran mandala –
una rueda de doce casas con los signos zodiacales en orden comenzando con Aries
como Ascendente. Coloque los símbolos planetarios en los signos y casas de su
dignidad. Déle énfasis a la tercera y sexta cúspides porque ellas atañen a la
dignidad de Mercurio en Géminis y en Virgo.
La naturaleza andrógina (bipolar) de Mercurio se observa en sus atributos de
ingreso, lo que se recibe (aprendizaje), y el rendimiento (expresión del
pensamiento). El aprenderlo todo y no expresarlo es usar solamente la mitad de la
facultad de Mercurio; a la inversa, las personas que están desorganizadas
mentalmente despliegan la “mitad de Mercurio o, cuando se expresan
continuamente sin concentración, reflexión o “ingreso” mental. Como expresión,
Mercurio no puede producir nada válido si el ingreso no es el resultado de la
concentración y el esclarecimiento de los poderes mentales. Nosotros nos
expresamos al mundo en concordancia con nuestro cuadro mental del mundo; los
puntos de vista basados primordialmente en congestiones del sentimiento y del
deseo no “ven” ni pueden “ver” el mundo con claridad ni darle expresión verídica y
juiciosa al pensamiento.
Una cuadratura o una oposición de un planeta a Mercurio puede actuar como
estimulo para la expresión, pero la expresión en sí se inclinará a exteriorizar un
negativo en la conciencia, Esto es lo que se da a entender por congestiones a
Mercurio.
Los estados de sentimiento subconsciente basados en la ignorancia, la discordia y
así sucesivamente, desvían las facultades de Mercurio de la verdadera percepción;
por consiguiente, lo que se exprese por medio de Mercurio será un “mensajero
falso” para otras personas. Respecto al Gran Mandala veamos como las
potencialidades de Mercurio pueden ser impedidas y corrompidas por la falsa
interpretación de otros principios planetarios. Falsa interpretación simplemente
significa falso conocer - por lo tanto, falsa comprensión.
La “criminalidad” atribuida tradicionalmente a la cuadratura de Marte con
Mercurio se debe a un colorido mental de egotismo negativo. “Yo primero” es la
palabra clave de esta combinación.
El Gran Mandala nos revela que “Yo-Soy” (la conciencia del Ser
individualizado) es la palabra clave de la regencia de Marte a Aries. La mezcla
congestiva de la vibración de Aries con Mercurio, como regente de Géminis, es una
representación de “Yo pienso en términos de lo que es conveniente para mí -
primero y último”. Un criminal lo es, porque no está consciente ni tiene respeto al
“Yo Soy” del otro individuo. Por lo tanto su Mercurio funciona
correspondientemente; el “delinea los ángulos”, “resuelve los trucos” y “juega el
partido” de acuerdo con su comprensión limitada del “Yo Soy” y “Yo Quiero”,
Esta preocupación negativa de “Yo Soy” sin consideración a “Usted Es”
ciertamente crea congestiones en el pensamiento porque nosotros estamos aquí para
aprender a utilizar los recursos de los primeros tres signos para la expresión
evolutiva. La mente antisocial criminal no está muy consciente del principio del
sexto signo, Virgo, la dignidad de Tierra de Mercurio, porque Virgo es la
aplicación de los poderes mentales hacia la realización de patrones de servicio.
En cambio, el servicio (Virgo) emana del centro del corazón de Leo y Leo es el
primer trino (aspecto del Amor) de la trinidad de fuego iniciada por el Aries de
Marte. Los aspectos armoniosos de Marte con Mercurio representan una
integración práctica en el pensamiento. La persona puede proyectar sus
pensamientos en forma y darles objetividad. Éste es uno de los mejores patrones de
representar la habilidad de “hacer que se hagan las cosas” porque el pensamiento
está integrado generalmente a la acción y la expresión físicas. Este patrón recalca
las áreas masculinas de la conciencia porque agrega colorido dinámico al proceso
del pensamiento.
Venus y Mercurio sólo pueden formar entre sí los aspectos de conjunción, semisextil
y sextil.
La vibración Venusiana, por medio del sextil, actúa como una transmutación
refinadora para cualquier congestión de Mercurio por otros planetas. Puesto que el
Géminis de Mercurio y el Libra de Venus están trinos entre sí, este aspecto
planetario apunta incuestionablemente hacia un recurso vibratorio por el cual las
discordias de relación pueden ser ajustadas a un intercambio constructivo y al bien
de ambos. El sextil de Venus indica que la expresión artística es también una
transmutación para poner en armonía los poderes mentales. Venus y Mercurio, por
la conjunción o el sextil añaden un toque de refinamiento a la personalidad entera
que puede incrementar la madurez espiritual. Puesto que el Virgo de Mercurio es el
signo de la duodécima casa de Libra, este aspecto entre los dos planetas indica el
mejoramiento de las experiencias de relación cuando se rinde servicio y la
conciencia de fraternidad es uno de los “ajustadores” más significativos para todas
las congestiones de relación o dificultades. Este aspecto claramente indica que
cuando la persona trata de aprender (Géminis) de la relación, ella despliega una
potencialidad de fuego seguro para armonizar la relación a través de la
transmutación de la mutualidad. Venus en conjunción con Mercurio cuadrado por
un tercer planeta es como un pajarillo en un nido de espinas. La delicadeza y el
refinamiento de la conjunción está – hasta cierto punto congestionada en la
expresión, por el tercer planeta; ese planeta puede representar un factor ambiental o
un factor de relación; pero el aspecto de por sí indica que la persona debe refinar su
conciencia hacia esa circunstancia o relación y redimirla por la expresión a través
de Venus. El principio representado por el planeta formando la cuadratura debe
desplegarse en niveles conscientes por la alquimia del ejercicio de Venus-Mercurio.
La Luna cuadrada a Mercurio activa muy ciertamente las facultades mentales,
pero la gran necesidad indicada es la concentración. Este es el aspecto del
casquivano, del atolondramiento.
La referencia al Gran Mandala es muy iluminadora; Géminis es el signo de la
casa duodécima de Cáncer, por lo tanto, el conocimiento y la organización mental
con la “redención” de los “sentimientos instintivos” de Cáncer. Un mapa con este
aspecto nos revela que el Principio de la Maternidad es uno de los “estudios”
importantes para la persona en esta encarnación: la cualidad desorganizada de
Mercurio en este patrón se debe a una debilidad de la base psicológica del
sentimiento subconsciente y está demostrada la necesidad de aprender la lección de
disciplinar la mente contra las embestidas de negativos en el sentimiento
subconsciente. La madre de esta persona puede tener un efecto muy pronunciado en
la mente y –como la Luna es el gran símbolo de la polaridad femenina básica, el
aspecto representa una forma de pensamiento y de expresión negativas por parte de
la persona en una encarnación previa como mujer. Así, que ahora, ya sea varón o
hembra, el nativo con este aspecto está susceptible a las influencias mentales de la
verdadera madre o personas que ocupen el lugar de madre en la vida.
La Luna es también la “mente pública” – la mente colectiva instintiva de las
masas de personas que están unidas magnéticamente a través de los denominadores
comunes de la nacionalidad, la religión, la vibración emocional o la actividad
recíproca. La persona con la Luna cuadrada a Mercurio que trata de expresarse en
formas públicas debe organizar sus pensamientos para que sean efectivos.
La “mentalidad de las masas” es afectada - para el bien o para el mal - sólo por la
concentración del poder. Para realizar tal patrón de trabajo, la disciplina necesaria
para la planificación, la organización y así sucesivamente, es el medio por el cual la
persona es inducida a corregir la desintegración o “desparramamiento” del aspecto
de cuadratura. El Virgo de Mercurio es el signo de la tercera casa desde Cáncer:
puesto que Virgo es Tierra - y por lo tanto una expresión más concreta de las
potencialidades de Mercurio - el capítulo de experiencia representado por la
colocación de Virgo en el mapa natal puede ser la canalización más objetiva para
corregir la cuadratura de Mercurio. Si Géminis es conocimiento, entonces Virgo es
conocimiento práctico.
Los instintos representados por la Luna, deben ajustarse y enfocarse para poner el
conocimiento en uso práctico.
El Gran Mandala muestra a Capricornio en la cúspide de la rueda; su regente,
Saturno, es el Guardián de ese portal; él dice: “Cumpla sus responsabilidades para
con usted mismo y con los demás o usted no podrá pasar a Acuario y Piscis”. En un
mapa mostrando a Saturno en cuadratura o en oposición con Mercurio, vemos un
cuadro de “organice su mente en esta encarnación – o de lo contrario!... “ Este es
un aspecto peculiar porque ilustra, quizás más claramente que ningún otro, la
bondad inherente en un aspecto “malo”. Capricornio es el signo de la octava casa
de Géminis: la regeneración es a través de la disciplina y el orden. La frustración
que parece estar representada por este aspecto,- está enfocada evidentemente en
aquellas condiciones de la casa que tiene a Géminis, porque Géminis es el signo
común de Mercurio y por lo tanto, el que más necesita la organización. Este
aspecto, en un mapa que es principalmente cardinal o común por su posición
planetaria, es un foco de organización; detiene las condiciones de Mercurio
solamente porque éstas necesitan ponerse en mejor orden y en un sistema más
claro.
La persona cardinal que simplemente “se expresa sin un plan” o la persona de
signo común que simplemente “se mantiene a flote”, requiere ser enfocada en
puntos de realización necesaria. La persona fija con Saturno cuadrado a Mercurio,
puede, si así lo desea, usar su Mercurio para aprender sobre los resultados de la
inadaptabilidad. En el pasado, él ha “enterrado hondamente” en patrones fijos de
pensamiento y reacción; por consiguiente, cuando se llega el tiempo para “cosas
nuevas” él tiende a resistir y resentir el cambio de sus condiciones. Este individuo
puede estar - usualmente lo está - inmensamente concentrado tal vez en un foco
admirable de mentalidad, pero él tiende a pensar en todo o aprender cualquier cosa
desde un acercamiento muy fijo. Con el tiempo él se enfermará en su interior con la
cristalización de sus condiciones y asuntos y buscará expansión a través del
cambio. Saturno cuadrado a Mercurio, en una mapa fijo, puede representar temor
mental o intelectual y el deseo de saber más resultará en una descarga efectiva de
las congestiones mentales y desde ese nivel, en un mejoramiento de las condiciones
psicológicas.
Cualquier mapa con Saturno cuadrado a Mercurio. Tendrá que ser sintetizado y
analizado cuidadosamente para determinar si el propósito del aspecto es organizar
las tendencias que inclinan a dispersarse o a observar los resultados de la
cristalización excesiva. La vida es una serie de emanaciones; lo mejor del pasado
(Saturno) aportó su contribución a lo mejor del presente. El nativo con Saturno
cuadrado a Mercurio puede inclinarse a resistir y resentir el pasado (lo viejo,
cristalizado y anticuado) como ya impracticable e innecesario.
No obstante, usando su Mercurio, él estudiará lo viejo y determinará su valor
constructivo para el presente. Esto disuelve el sentimiento de frustración y resulta
en el aprovechamiento de los poderes combinados de Saturno y Mercurio.
Además. Saturno rige el signo cardinal que inicia el trino de Tierra - la tercera
octava del cual es el Virgo de Mercurio, La lección espiritual es ésta: Puesto que la
“tercera octava” significa “Sabiduría”, la realización perfecta en cualquier nivel se
suma al recurso de la sabiduría – porque la sabiduría es destilada de la experiencia.
El conocimiento de los libros (Géminis) es el primer paso de la comprensión, pero
todo reclamo al entendimiento es puesto a pruebas concretas en los procesos del
vivir.
Por consiguiente, en las contribuciones válidas al servicio, nosotros probamos si
sabemos o no de qué hablamos. Así, con Saturno cuadrado a Mercurio, el
conocimiento debe demostrarse en la clase de vida que sea verdadero servicio; ésta
es la evidencia de la octava de sabiduría de la vibración de Mercurio.
Urano, regente de un signo fijo y exaltado en otro agrega un toque de lo que
podría llamarse “implacabilidad” cuando está cuadrado a Mercurio, Urano
“inspira” a Mercurio con el genio inventivo porque Urano es el símbolo de la
individualidad que se expresa creadoramente. Pero este aspecto puede significar
“trismo” para Mercurio porque los procesos del pensamiento se filtran a través de
un intenso recurso de emotividad. Una obstinación inalterable está representada por
este aspecto - es la representación de mente fanática. Un genio puede necesitar esta
certeza profunda para poder realizar sus grandes propósitos; él está enfocado en
una gran realización y no debe en muchos casos. responder demasiado y dejarse
influir por los pensamientos de otros.
El debe vivir y realizar por medio de su individualidad no importa lo heterodoxo
o excéntrico que parezca. Él puede ser un tirano o un déspota, un maestro criminal
o un científico inspirado, pero su mente es revolucionaria en su efecto; sus
expresiones mentales están cargadas de poder – para el bien o para el mal. Sin
embargo, los genios son pocos y lejanos uno del otro; la persona común, con este
aspecto, puede estar evolucionando una potencialidad de genio, pero la
adaptabilidad mental es una de las cosas necesarias en los procesos evolutivos –
nosotros tenemos que estar libres interiormente para aprender más y más a medida
que subimos la escalera. Una persona mediocre con Urano cuadrado a Mercurio
puede sentir, “Yo lo sé todo – no me diga nada”. La vida. activando al Urano,
puede hacerlo elástico en modos radicales efectuando cambios en forma tan brusca
que el mundo de la persona se expande con vida o se desintegra por la resistencia a
cambios necesarios. Géminis es la raíz de la consciencia fraternal: el Acuario en
Urano es una octava espiritualizada; cuando los dos regentes están en cuadratura
tenemos un posible retrato de una persona cuya experiencia en esta encarnación la
está armonizando por primera vez en el concepto de hermandad universal por
encima de la mente y el corazón de la persona común. Así pues “tomando un
primer vislumbre”, la persona puede hablar de fraternidad más allá de su habilidad
para realizarla y vivirla – excepto en una forma “simulada”. Ella puede hacer gran
propaganda y generalmente la hace para ganar partidarios sobre este tema y golpear
su cabeza contra la pared del duro conservadurismo.
Este aspecto es el símbolo por excelencia del “que predica el liberalismo en
teoría, pero especialmente uno que no está dispuesto a poner sus teorías en acción”;
es también el símbolo - encarémoslo - de una persona que hace contacto por
primera vez con el pensamiento astrológico o psicológico. La vibración de Urano
inserta novedad de perspectivas mentales. Nosotros podremos ser arrojados
violentamente a una vibración de Urano durante el curso de una encarnación, pero
no nos ajustamos a esa vibración excepto en varias encarnaciones.
Urano cuadrado a Mercurio simplemente significa que en esta encarnación los
poderes mentales y las capacidades intelectuales se están encontrando con una
novedad que nunca fue conocida antes.
Urano trino a Mercurio es un ajuste mental establecido a un patrón impersonal; la
individualidad aquí está señalada para su “florecimiento” y la persona se expresa
naturalmente en esta vibración trascendente que se refiere a “aquello que es
progresivo”. Esta persona puede aprender del cuadro general, ella puede pensar en
términos de la raza, no simplemente de las condiciones limitadas del grupo local.
Este aspecto, en cualquier nivel evolutivo es un escape para la potencialidad del
genio porque con el trino, Mercurio está organizado para la expresión.
En conclusión, conecte las cúspides de la tercera, sexta novena y duodécima
casas del Gran Mandala por líneas rectas: el resultado es la cuadratura común, las
congestiones de Mercurio a través de los defectos de Júpiter y Neptuno y las
potencialidades negativas de Júpiter y de Neptuno creados por la base de Mercurio
desorganizado. Si Mercurio es “habla, di y comunica”, Júpiter es “enseña” y
Neptuno es “inspira”. Nosotros damos información por medio de Mercurio, pero
erradicamos la sabiduría - destilada de nuestras experiencias- por medio de Júpiter
para encender la sabiduría latente de nuestros hermanos y hermanas más jóvenes”.
A través de Neptuno nosotros “encendemos las almas de las personas” y esta
ignición sólo puede irradiarse desde una conciencia que esté centralizada en la
verdadera percepción; esta percepción, a su vez, es evolucionada de los ejercicios
constructivos de Mercurio. Las octavas superiores de Mercurio, cuando están
congestionadas, representan potencialidades para la “perversión de la verdad”;
cuando éstas congestionan a Mercurio entonces la facultad de organización
intelectual es “corrompida” por conceptos falsos sutiles que han sido formados en
encarnaciones pasadas.
Todas las condiciones representadas en un mapa por Júpiter y Neptuno
congestionados indican la necesidad de obtener información verídica de hechos que
atañen a esas condiciones y experiencias; eso significa usar a Mercurio
objetivamente, sin emoción y concisamente. Hechos, no creencias; exposiciones.
no implicaciones: pruebas que son realizables no simplemente a ciegas y
crédulamente aceptadas por la pereza mental, son los correctivos de Mercurio para
las congestiones de Júpiter y de Neptuno, la “base” de la cruz común está formada
por dos signos de Mercurio para darle fundamento confiable a las realizaciones
verídicas de Júpiter y de Neptuno; ellos, en cambio, deben proporcionar una esfera
en más y más abstractas octavas para el ejercicio literal, después una palabra, luego
un número, después un símbolo, después un concepto, después un principio y luego
un ideal. Comprender la naturaleza de los ideales (Neptuno) es el florecimiento de
las potencialidades de Mercurio, porque en los ideales se encuentra la realidad de
toda vida manifestada.
Elman Bacher